Vegenat y la Industria 4.0

  1. Home
  2. Productos
  3. Vegenat y la Industria 4.0

El concepto de Industria 4.0 expresa la idea de que el mundo se encuentra en los antecedentes de lo que podría llamarse Cuarta Revolución Industrial, es decir, en una fecha próxima a un hito importante en el desarrollo industrial, que justifique decir que se ha iniciado una nueva fase o una nueva etapa.

Después del desarrollo de la máquina de vapor y de la mecanización (segunda mitad del siglo XVIII), después del desarrollo de la electricidad con fines domésticos e industriales (fin del siglo XIX), y después de la automatización (siglo XX), esta nueva etapa de la transformación industrial muy posiblemente estará sustentada en la llamada fábrica inteligente, caracterizada por la interconexión de máquinas y de sistemas en el propio emplazamiento de producción, y caracterizada por un fluido intercambio de información con el exterior (con el nivel de oferta y demanda de los mercados, y/o con los clientes, y/o los competidores, y/o con otras fábricas inteligentes, etc.).

VEGENAT, S.A es una empresa industrial productiva dedicada al procesado y conservación de productos deshidratados, concretamente cebolla, cítricos, anchoa y aceitunas. La empresa dispone de una estrategia y de un plan de transformación y adaptación a la Industria 4.0, que surgen de su interés en 2018, de iniciar su transformación digital conforme a lo dispuesto en su estrategia adhiriéndose a las iniciativas puestas en marcha por la Dirección General de Empresa de la Consejería de Economía e Innovación de la Junta de Extremadura.

Los impactos de la Industria 4.0 pueden sentirse en múltiples niveles: en grandes ecosistemas a nivel organizacional y en empleados y clientes a nivel individual:

  • Además del cambio en el que las empresas operan y en la producción de bienes, la Industria 4.0 afecta a todos los agentes del ecosistema (los proveedores, los clientes, las consideraciones regulatorias, los inversores, terceros…). Estas tecnologías permiten interacciones entre cada punto de una red.
  • La capacidad de ajustarse y aprender de los datos en tiempo real puede hacer que las organizaciones sean más receptivas, proactivas y predictivas. Asimismo, permite a la organización reducir sus riesgos en materia de productividad.
  • La Industria 4.0 puede significar diferentes cosas para cada uno. Por ejemplo, para los empleados puede significar un cambio en el trabajo que van a realizar, mientras que para los clientes significaría una mayor personalización en los productos y servicios que satisfagan mejor sus necesidades.

Se espera que el nuevo concepto de Industria 4.0 asociado a la cuarta revolución industrial y a los Sistemas Ciberfísicos, sea capaz de impulsar cambios fundamentales al mismo nivel que las tres revoluciones precedentes. Lo que está claro es que tanto las pequeñas como las medianas o grandes empresas como Vegenat se tienen que ir concienciando de que la transformación digital de sus plantas de producción y otros ámbitos de sus negocios, es necesaria si no se quieren quedar atrás en la carrera hacia la cuarta revolución industrial que no ha hecho más que empezar y a la que le queda un largo recorrido todavía.